Uveítis: La Inflamación del Ojo | www.lasersanluis.com.mx

Uveítis

La inflamación del ojo

Uveítis es inflamación del ojo, especialmente afectando una o más de las tres partes del ojo que componen la úvea: el iris (la parte de color del ojo), el cuerpo ciliar (detrás del iris, el encargado de producir el líquido intraocular) y la coroides (el tejido vascular debajo de la retina). Los problemas relacionados con uveítis son subestimados tanto por la población en general como por muchos oftalmólogos.
Muy poca gente sabe, por ejemplo, que es la tercera causa de ceguera no reversible en el mundo. Existen aproximadamente sesenta causas diferentes de uveítis, y el abordaje diagnóstico que se requiere para descubrir la causa de la uveítis en un paciente en particular puede ser en extremo tedioso y costoso.
Este abordaje diagnóstico se parece más al trabajo diagnóstico del médico internista que a él que se realiza normalmente en una práctica oftalmológica principalmente porque pocos oftalmólogos escogen especializarse en uveítis. Adicionalmente, para el tratamiento de ciertas formas de uveítis se requiere del uso de medicamentos sistémicos (antiinflamatorios no esteroides, esteroides y/o inmunomoduladores (como aquellos que se usan en la quimioterapia de cáncer).
Esto también disuade a muchos oftalmólogos del cuidado práctico de los pacientes con uveítis. Tanto las causas infecciosas, como las no infecciosas y las malignas están representadas en el espectro de pacientes con uveítis. Claramente “llegar al fondo” e identificar de forma definitiva la causa de la uveítis es crítica, puesto que la selección adecuada de tratamiento depende de la causa; el tratamiento adecuado para una causa podrá en muchos casos ser francamente dañino en el tratamiento de uveítis por otra causa.
Sin embargo, hasta en el 30% de los casos, la causa no se puede determinar Uveítis autoinmune es la forma más común de uveítis. Esta forma de uveítis tiende a ser recurrente. Nosotros empleamos un forma de tratamiento escalonado para nuestros pacientes con uveítis autoinmune, generalmente iniciando con gotas de esteroides, avanzando a inyecciones de esteroides o administrándolos por vía oral, agregando un antiinflamatorio no esteroide oral, y culminando en el uso de terapia inmunomodulatoria si la uveítis del paciente continua o recurre cada vez que se disminuye la dosis del medicamento esteroide o se suspende.
La razón de nuestra filosofía en este punto de limitar la cantidad total de esteroide utilizado se basa en el hecho de que muchas complicaciones potenciales prevenibles ocurren con el uso indiscriminado de esteroides. Adicionalmente tenemos la filosofía de no tolerar recurrencias o la inflamación de “bajo grado” continua en el ojo. Esta filosofía nace de la experiencia de ver las consecuencias de permitir recurrencias o permitir la persistencia de inflamación “leve”: daño lento pero inevitable de las estructuras oculares con la consecuente pérdida de la visión.
Comparte este contenido:

Tus comentarios son importantes, gracias.


Comentarios:


  •  
    This movie requires Flash Player 9



  • Visión Láser San Luis

  • Canal You Tube

  • Redes sociales