Nuevo lente intraocular con graduación progresiva AcrySof RESTOR:

Las personas mayores de 40 años, con cataratas, vista cansada o aquellos que no son candidatos para cirugía LASIK, ahora pueden beneficiarse de los avances tecnológicos que ofrece el nuevo lente intraocular con graduación progresiva AcrySof RESTOR, que gracias a su capacidad de enfoque en múltiples distancias representa una alternativa altamente efectiva y segura para eliminar la necesidad de lentes, tanto para ver de lejos como de cerca.
 
La nueva tecnología del lente se basa en la combinación de 12 anillos concéntricos graduados progresivamente, los cuales crean una transición perfecta de la luz entre los puntos de enfoque lejano, intermedio y cercano, mejorando totalmente la calidad visual del paciente. Esta nueva tecnología optimiza la distribución de la luz que llega a la retina, ajustando la cantidad necesaria en cada punto focal, sin importar las condiciones externas de luz en el medio ambiente.

Beneficios con restor:

  • Leer un libro o un menú,
  • Conducir de día y de noche,
  • Trabajar con la computadora,
  • Jugar tenis o golf.

Sintomas:

  • Los colores vivos pierden intensidad y se vuelven “pastel”,
  • Aparecen halos alrededor de las luces,
  • Se hace difícil leer con poca luz,
  • Aparece visión borrosa o doble,
  • Es frecuente cambiar la graduación de los lentes,
  • El paciente empieza a notar que “ve” mejor sin lentes.

¿En qué consiste la cirugía?

La colocación del lente intraocular se realiza con una técnica de láser o Facoemulsificación. Esta cirugía es muy sencilla, se lleva a cabo con anestesia en gotas y no requiere suturas ni hospitalización, dura entre 10 y 15 minutos. La catarata es disuelta por ondas ultrasónicas o láser, y después es succionada a través de una pequeña incisión menor a 2.5 mm. En su lugar se coloca el lente intraocular. Éste se introduce enrollado por medio de un pequeño tubito, y una vez dentro del ojo, se expande para obtener la forma deseada.
Las extensiones en los extremos del lente sirven para que quede fijo en su lugar automáticamente. El lente colocado permite que la luz sea enfocada adecuadamente en la retina, de esta manera el paciente obtiene una visión total.
Comparte este contenido: